Cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.
Para saber más, consulta nuestra Política de cookies

¿Qué es el Colesteatoma y cómo curarlo?

Publicado por claso 11/01/2019 0 Comentarios Audición,

colesteatoma

En ClaSo seguimos con nuestra misión incansable de contarte todo lo que podamos acerca de las distintas dolencias, enfermedades y lesiones relacionadas con la audición. Vaya por delante que no lo hacemos con ningún ánimo de generar alarma ni nada remotamente parecido, sino con la intención de que estés todo lo informado que sea posible de cara a poder identificar estas situaciones, y saber darle la mejor solución posible.

 

En este sentido, hoy os hablaremos de una dolencia relativamente frecuente. Nos referimos al colesteatoma, una inflamación del oído medio de nombre peculiar pero que puede llegar a ser bastante molesto.

 

Qué es el Colesteatoma?

 

El colesteatoma, como acabamos de mencionar, es una inflamación que tiene lugar en el oído medio y que está causada por un exceso de epitelio escamoso proveniente del canal auditivo externo. Normalmente, el oído medio está recubierto con el epitelio mucoso, mientras que el canal auditivo externo lo está con epitelio escamoso.

que es el colesteatoma

Si por alguna razón este epitelio escamoso se filtra hasta el oído medio (por ejemplo, como consecuencia de una ruptura o perforación del tímpano), se puede generar esta inflamación de la que hablamos. Este aumento constante de la inflamación puede resultar en infecciones, en la destrucción a largo plazo de los huesos de la cavidad timpánica (pudiendo provocar pérdida auditiva y mareos severos) y, en casos extremos, parálisis de los músculos faciales.

 

Existen tres tipos de colesteatoma: los congénitos, los adquiridos y los postquirúrgicos. Estos últimos, como su nombre indica, acostumbran a aparecer tras algunas operaciones quirúrgicas, mientras que los otros dos tienen suelen tener estos orígenes:

 

  • Colesteatoma congénito: es el tipo de colesteatoma más raro, y surge típicamente en niños. Aparece detrás de los tímpanos intactos en niños que no han tenido previamente enfermedades del oído medio (otitis).

 

  • Colesteatoma adquirido: suele aparecer después del nacimiento, frecuentemente como resultado de enfermedades crónicas del oído medio. Puede ser primario o secundario. El primario es el más frecuente, y tiene lugar en aquellas personas que tienen una alteración crónica del funcionamiento de la trompa de Eustaquio. El secundario tiene lugar cuando las células descamadas del epitelio llegan al oído media a través de una perforación o ruptura del tímpano.

 

Mencionar también que existen un seguido de factores que puede predisponer a una persona a padecer un colesteatoma adquirido: antecedentes de otitis media recurrente, malformaciones craneofaciales o colocación de tubos de timpanostomía entre otros.

 

Síntomas del Colesteatoma

 

  • Pérdida auditiva: generalmente temporal, aunque si no se diagnostica a tiempo puede llegar a ser permanente.
  • Vértigo: consecuencia directa de la pérdida de equilibrio y mareos.
  • Un fluido que sale de la oreja y que huele mal.
  • Dolor en la oreja, o justo detrás de ella.

 

Además, como hemos mencionado, un síntoma en casos extremos es la parálisis muscular facial.

 

Detección y Tratamiento del colesteatoma

 

Los métodos más comunes para detectar un posible caso de colesteatoma incluyen la tomografía axial computarizada, usada para discernir con detalle el alcance de la destrucción ósea, y un test auditivo, pues como hemos mencionado ya varias veces, los pacientes con colesteatoma sufren de pérdidas auditivas, generalmente de tipo conductivo (que solo afecta el oído externo).

 

Por desgracia, la única forma de curar de forma definitiva un caso de colesteatoma es mediante una operación quirúrgica. Si bien las infecciones potenciales que pueda generar esta enfermedad se pueden tratar mediante antibióticos, al realizarse la operación ya se quitará el tejido causante del colesteatoma de forma completa, eliminando las posibles infecciones. Si todo va bien, una segunda operación, comúnmente una timpanoplastia, puede recuperar parte de la capacidad auditiva perdida.

 

Mencionar que algunas operaciones pueden llegar a ocasionar pequeñas lesiones en el oído operado, con potenciales pérdidas auditivas y casos de tinnitus. Lo primero puede ser solventado mediante el uso de audífonos, como los que podréis encontrar en nuestra amplia y variada selección.

 

Como ves, el colesteatoma no es una enfermedad menor, y hay que tratarla con celeridad, así que si sientes alguno de los síntomas mencionados, no dudes en consultar con un especialista. Y como siempre decimos, si quieres más información acerca del tema que sea, contacta con nosotros sin dudarlo, y estaremos encantados de atenderte.


Deja un comentario